El nivel de calidad necesario para actuar. Parte 2

La visión de la calidad respecto el público

Otro aspecto a tener en cuenta es que el público no es “tonto”. Los problemas económicos a los que nos enfrentamos todos, junto a la abundante y apretada agenda musical, y la escasez de tiempo personal; hacen que uno se plantee seriamente a que concierto asistir. Uno escoge el concierto que más le concierne, es decir, busca la calidad frente a todo lo demás, pero muchas veces también suele asistir por “amiguismo”.

En primer lugar, y ya mencionando el aspecto económico, valoramos que concierto o evento se ajusta más a nuestro presupuesto y a la calidad que andamos buscando. ¿Qué vamos a pagar por ver y que nos ofrece esa banda exactamente? ¿Nos interesa su propuesta? En los tiempos que corren 5 euros son 5 euros, y no los queremos gastar en tonterías. Por otro lado, existen redes sociales donde se sube material de audio, vídeos, imágenes, etc. Este material el público lo evalúa y lo analiza. Si el material que escucha no le gusta, por mucho que exageres en el cartel o en los eventos de Facebook que ese concierto va a ser brutal, que las bandas se van a entregar al máximo o que vas a tocar el primer tema de la Demo de hace 4 años; si no le gusta no asistirá al concierto.  

Otro aspecto que hay que tener en cuenta cuando anunciamos un concierto, es que debemos ser sinceros y no engañar ni autoengañarnos. No mientas al público, no digas que tocas una cosa y después no es cierto. Lo he visto en muchas ocasiones, bandas que dicen que tocan Depressive Black Metal y de depresivo no tienen nada. Eso es engañar al público.

No obstante y como menciono al principio de todo, el público busca la calidad, e investigará a fondo sobre la banda que va a ver. Si lo que ve o escucha no le gusta, no irá. Es así de simple. Por otro lado, uno de los aspectos que más pueden perjudicarte a la hora de tocar en un concierto, es la diferencia abismal entre el sonido, la producción y la calidad sonora de tu grabación; y el sonido, ejecución y postura escénica del directo. El público si le gusta lo que ha escuchado en una Demo, Ep o Álbum, irá al concierto. Pero irá porque quiere encontrar lo mismo que lo que ha escuchado previamente, o al menos que haya una mínima diferencia (debe de haberla, está claro). Si el público va al concierto y se encuentra una música aburrida y monótona, con una falta de expresividad total, se va a sentir engañado y pensará que tu disco está amañado, por lo tanto entenderá que realmente no tocas así (como en el disco). Eso te dará una mala reputación y muy malas críticas. Id con cuidado.

La calidad es lo primero que busca el público, la expresividad de las emociones y sentir la esencia de cada nota que tocas. Ahora bien, últimamente se están usando técnicas de audio pero de manera estúpida, me refiero al tema del sampler. Está muy bien que si tu tipo de Metal quiere envolver al público con ambientes sonoros o atmósferas épicas, uses un sampler con melodías de fondo. ¡Exacto de fondo! Una cosa es tener un sampler que apoye la música que estás tocando y otra que tengas el sampler a toda castaña y que no se escuche absolutamente nada de guitarras, ni voces. ni melodías, ni nada. Me he encontrado bandas así y su directo es terrible, sólo escuchas una atmósfera durante una hora. Esas bandas lo usan para enmascarar sus errores y dar una imagen de calidad sonora que no tienen. Eso es mentir al público, hacerles pagar por una actuación que no buscan y, en definitiva, cargarte la escena local. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s