De un día para otro

Cuando hablo de canto gutural y de todo el proceso de aprendizaje que comporta, me gusta compararlo con el hecho de aprender a tocar un instrumento. Hay muchas similitudes.

Cuando nos embarcamos a aprender a tocar la batería, por ejemplo, nos planteamos varios objetivos y metas. Obviamente los primeros días ni va a salir el BlastBeat, ni un dominio total del doble pedal, etc. Para ello se necesita práctica y constancia, pero sobre todo paciencia.

El canto gutural no es tan diferente. Necesita de sus técnicas, su tiempo en asimilarlas y desarrollarlas para después dominarlas a la perfección. Encuentro mucha gente que tiene muy poca paciencia, y la falta de paciencia conlleva nervios, ansiedad, negativismo, hasta dejarlo de lado y darse a entender a si mismos que no valen para ello.

Es difícil que salga de un día para el otro, por lo tanto no os marquéis objetivos a corto plazo. Todo requiere su tiempo, pero sólo depende vuestra constancia y ganas de trabajar.

La mejor manera de aprender es practicar y cantar; además ahora que es verano y se dispone de más tiempo, es un buen momento para dedicarse . Poco a poco veréis los resultados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s